Chapas y Plegados

Paneles

  • Medidas disponibles:
    •  2000 x 1000 y 3000 x 1250
  • Medidas disponibles:
    •  2000 x 1000 y 3000 x 1250
  • El espesor de la pintura en polvo está por encima de las 70 micras en una única capa, mientras que en las pintadas con liquido llegan a lo máximo a las 20-25 micras en dos.
  • La protección al rayado en los montajes, mecanización, corte, etc. de la chapa pintada con polvo es la más alta que existe en el mercado debido a las 70 micras de mínimo que llevan.
  • El aspecto visual que nos da el polvo es el de un esmaltado, muy vistoso y de un tacto peculiar.
  • Las propiedades mecánicas de flexibilidad, estiramiento, doblado, son superiores a las de los recubrimientos líquidos aún llevando más de 70 micras.
  • La resistencia a la corrosión está por valores superiores a las 2000 horas de niebla acética con su correspondiente tratamiento.
  • Los cantos de la chapa quedan más protegidos con el polvo que con la líquida ya que el tamaño medio de las partículas son de unas 38-42 micras y en el caso de la líquida no llega a las 5 micras.
  • La “huella energética” (medioambiental) es muy pequeña con el polvo al tratarse de una pintura con un 99% de sólido. Por contra, la del líquido es más alta. Más del 50% es disolvente y este va a la atmósfera.
  • En cualquier pintura, con el tiempo y debido a la erosión, lluvia, vientos… se produce una pérdida pequeña de espesor (1/1,5 micra/año). Pero al poseer más de 70 micras no se percibirá, mientras que en la líquida si.
  • Con cualquier deformación al tratarse de pintura plástica/dura a la vez su aspecto lo recupera tras la fatiga, debido a su elasticidad/plasticidad del polímero.
  • El mantenimiento de limpieza que se realiza sobre el polvo siempre produce un desgaste, aunque mínimo,  al tener 70 micras y en comparación con las líquidas tienen 20-25 micras. Su nitidez se mantiene con la pintura en polvo.